Caimito Sucre Remanso de Paz

El objetivo primordial para crear este blog dedicado al municipio de Caimito en el departamento de Sucre es el de dar a conocer a nivel nacional e internacional este olvidado municipio.
 
En segunda instancia resaltar lo valioso de sus habitantes,  con cualidades como  la honradez, laboriosidad, amabilidad, hospitalidad, su tenacidad y resistencia para superar sus necesidades en gran manera.
 
 
Mostrar la hermosura de sus paisajes y entorno físico que no es más que la combinación del relieve  físico de las riveras del Rio San Jorge, sus ciénagas, las praderas propias de las sabanas de Sucre acompañado del firmamento dan origen a esa mezcla pisajista hermosa; también resaltar su riqueza cultural encarnada principalmente en su banda San Juan de Caimito, sus juglares  y sus tradiciones.
 
Otro de los objetivos de este blog es permitir las expresiones de todos sus habitantes  y todas las personas que quieran expresar sus posturas, resaltar sus habilidades o generar ideas para ayudar al mejoramiento de este municipio en cualquier aspecto.
 
Quien Administra y dirige este Blog no tiene compromisos políticos de ninguna índole y será imparcial en sus apreciaciones y comentarios y ceñidos a la verdad dentro del respeto que las  personas se merecen y por ende la utilización de un medio como este.
Cordial Saludo
 

2 Respuestas a “Caimito Sucre Remanso de Paz

  1. MUNICIPIO DE CAIMITO, CIEN AÑOS DE CREACION COMO ENTE TERRITORIAL.
    “Y descomponiendo el vocablo dijo el etimologista:
    CAY = ALIMENTOS.
    MITOS = DIVINIDADES, DIOSES, y por analogía decimos nosotros
    CAIMITO= ALIMENTO DE DIOS….”
    Este es el introito de un bello poema de Don José de Jesús Navarro Vergara, titulado Mi último canto a San Juan Bautista de Caimito.
    Caimito cautiva al más desprevenido nativo o huésped con sus historias, sus leyendas y sus mitos, que al conjugarse lo enaltecen y lo distinguen con apelativos como: Remanso de paz y tierra de Dios o tal vez la Mesopotamia de Sucre y el oasis del San Jorge, he allí los mejores testimonios diáfanos del encanto, la fantasía y la magia que envuelve al más encantador pueblo del San Jorge en el departamento de Sucre.
    CAIMITO A TRAVES DE LA HISTORIA
    En lo que hoy es Sucre, la primera fundación fue La Villa Santiago de Tolú un 25 de Julio de 1.535, en una decisión estratégica de los españoles para apropiarse del oro indígena con mayor facilidad y para esto lo convirtieron en un Centro de Abastecimiento de todo el territorio, sin embargo ante tantas penetraciones ilegales por la región poco oro quedo, para cumplir el impuesto con la Corona se nombraron encomenderos, eran estas personas las encargadas de recibir en las diferentes aldeas las encomiendas, las cuales se pagaban con sementeras( medida de tierras cultivables) y con indígenas jóvenes y fuertes conocidos como útiles, quienes eran los que cultivaban las sementeras y con el producto del cultivo el encomendero tributaba a la corona. Recuerdese que mientras los nativos cerraban los ojos orando ante la biblia que trajeron los españoles, estos los dejaban sin oro y tierra.
    Para esta época Caimito aun no aparecía en el ordenamiento territorial político en su defecto existía el pueblo indio de Tofeme perteneciente a La Villa de Santiago de Tolú, que desde 1561, correspondía a el encomendero Pedro Pérez de Arteaga quien recibía tributo consistente en dos sementeras y 16 útiles o indios.
    Años después con lujos de detalles nos relata Don José de Jesús Navarro Vergara (QEPD), en su obra literaria Lejos Del Presente y Crónicas Caimiteras que el Licenciado Carlos Ponnefz y Manlio Sánchez apoyados en unos viejos infolios de la parroquia de Caimito, encontraron que este tuvo su fundación un 24 de Junio de 1607 por unos españoles, eran ellos Doña Cruz y Don Andrés Molina.
    Fue tan justificada la alegría de los recién llegados, que uno de ellos con dotes de escultor se dedicó a tallar en el tronco de un árbol de caimito la imagen de San Juan Bautista, de allí que sus fundadores llamaran a esta población San Juan Bautista de Caimito, ese día un desprevenido se le escapa un formidable grito, el mismo que siglos después repitiera el glorificado devoto bendito, don Isaac Viloria, “VIVA SAN JUAN BAUTISTA DE CAIMITO”
    Siguiendo la historia de la fundación de Caimito cuenta el investigador Orlando Fals Borda, argumentado en unos documentos encontrados en la notaria de Sincelejo, (Miscelánea Tomo 40 Folio 1.760) que la conformación del Distrito de Caimito se inicio con la llegada de familias españolas como los Molinas, los Cárdenas, los López, los Arias Ricos, así mismo años después llegaron ilustres personajes españoles como Don Juan Garavito, los Marqueses de Santa Coa, José Fernando Mier y Guerra, los Toledo, Gabriel Camacho entre otros lo que le trajo a la población mucho prestigio, formalizando el trabajo de jornaleros, aparceros, terrajeros y el de esclavos de igual forma fueron los que abrieron camino hacia el San Jorge.
    Estos cambios trascendentales en la historia del distrito de Caimito fueron notorios tanto que se logro fundar una Cofradía del Santísimo por los albores de los años 1.632. De la misma manera otro suceso importante fue la designación de alcalde ordinario del distrito, a Don Isidoro Molina Ugarte y Navarrete en el año 1,722, mas tarde en este distrito favoreció a Don Julián Vergara la elección de alcalde por los años 1752.
    En ese orden cronológico fueron muchos los ordenamientos territoriales que transcurrieron en la historia, es así como en 1.811, surge la primera constitución de la provincia de Cartagena, donde por ordenanza del 29 de Noviembre de 1.853 se divide en varios distritos y entre ellos esta Caimito sin duda como uno de los más importantes, pero en el nuevo ordenamiento territorial que surgió en el estado de Bolívar hacia el año de 1.857, el Distrito de Caimito pasa a ser parte del departamento de Corozal y tres años más tarde ya era distrito de Chinú junto con San Marcos.
    En el año 1,914 un martes 28 del mes de Abril el Departamento de Bolívar, mediante Ordenanza No 40 de la Asamblea se crea el distrito de Caimito perteneciente a la provincia de Corozal y formado por los siguientes caseríos, Castañal, La Loma, Cascarilla, Los Tréboles, Cedeño, Hato Nuevo, Las Mulas, Molinero, Piñalito, Culumuto, Boca Negra, Cayo Delgado, Platero, Sarmiento, Conguitos, El Hobo, Siete Palmas, Remolino, Tofeme, La Mejía, Las Iguanas, Candelaria, Punta de Hobo, La Florida, Alférez, Los Ponches, Los Cayos, El Mamon y Bocas de la Metra que se segregan del Distrito de San Marcos.
    Sin embargo la Ordenanza empieza a regir a partir del 1 de Mayo del mismo año, tiempo en el cual se le nombra alcalde municipal.
    Desde esta última creación, hace cien años, el municipio le han sido designado diversos alcaldes que como cualquier otro municipio de Colombia ha tenido la suerte de contar con muy buenos, regulares y malos, pero que se les reconoce que han mantenido al municipio dentro del ordenamiento territorial muy a pesar de haber pertenecido a los departamentos de Bolívar, Córdoba y Sucre.
    En todos estos cien años de vida administrativa el municipio de Caimito Sucre ha tenido los siguientes administradores, los cuales no están en orden cronológico : Medardo Alvis, Manuel Pastrana, Alfredo Quijano, Ezequías Buelvas, Miguel Ávila, por cariño le decían “varita e caña” era de San Benito, Laureano Perdomo, Santiago Monterroza, Antonio Díaz, (muerto en La Mejía), Julián Vergara Vilar, los hermanos Diógenes y Francisco Ricardo, Gabriel Ricardo, Guillermo Ricardo, Saúl Uribe, Octavio Vega, Leonel Morales, Euclides Torres, Enrique González, José Domingo Gracia, el líder Ismael Zuleta, Prospero Ricardo Ledezma, Ismael Alvis Olivera, Juan Pastrana B, Juan Barreto, Lázaro Rafael Vega Tinocco, “el che Vega”, Pedro Godin, Alejandro Pulido Arráez, Carlos Percy, Luis Manuel López, Jaime Muñoz Fortich, Salustiano Percy Gómez, Héctor Navarro Vergara, Emiro Barreto Vergara, Daniel Cárdenas, Marcial Guerrero Contreras, Gustavo Ojeda Navarro, Julia Esther Vásquez, Nelson Buelvas Percy, José Primero Vergara Alvis, Alfredo Rada Navarro, Antonia Cotera Jiménez, Ligia Ricardo Salgado, Eduardo López Gaibao, Francisco Ledezma Muñoz, Cristo Aguilar Arcia, Henry de las Salas Reales, Obdulia Aguilar Navarro, Eduardo Pastrana Vásquez, Jaime Uribe Cotera, Alejandro de la Ossa, Edilberto Montes Muñoz y Lázaro Pinto Herrera.
    Si bien es cierto la critica cuando es bien fundamentada construye y ese es el propósito, Caimito a través de la historia ha perdido más que lo que ha ganado, es lamentable que territorialmente fue cercenado para crear dos nuevos municipios como lo son La Unión y San Marcos, sin embargo en las últimas décadas contra viento y marea ha hecho esfuerzos importantes por empezar a desarrollarse y ello se evidencia en obras importantes como la energía eléctrica, el alcantarillado en el sector urbano como el rural, la descentralización de la salud, pavimentación de importantes vías locales, edificaciones para la casa de la cultura, la biblioteca municipal, espacios para la recreación con sendos polideportivos, parques recreativos, excelente servicio de agua potable en todo el municipio de Caimito, servicio bancario, mantenimiento de importantes vías intermunicipales y veredales, la gasificación domiciliaria en la cabecera municipal y algunas veredas, importantes centros educativos que incluyen hasta el servicio universitario, sin duda todo ha sido posible por la importante labor que han tenido muchos de estos alcaldes . De igual forma su cultura ha crecido gracias al festival Riano Sabanero que año tras año crece y para celebrar este acontecimiento magno al cumplir cien años de creación como ente administrativo tiene el propósito el alcalde Lázaro Pinto Herrera brindar el mejor de los festivales culturales con artistas de talla internacional como un regalo a la prodiga historia de este municipio histórico, lleno de magia y de una realidad fantástica. Caimito es tierra de paz, es tierra de todos y como dijo el glorificado devoto bendito, don Isaac Viloria, “VIVA SAN JUAN BAUTISTA DE CAIMITO”
    Autor: José Primero Vergara Alvis.

  2. Muy bien , se nota que hay alegría en todo el pueblo con su gente y su música , mucha paz , lo que todos los colombianos anhelamos , los felicito sinceramente continúen así ,ya que son un ejemplo para el pueblo colombiano .

Responder a Alvaro Gonzalez Conti Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s